Juro que nunca lo haré. Mis prendas imposibles.

20/10/2008
14
0
0
0
0

El otro día estaba paseando por la Puerta del Sol madrileña y viendo las indumentarias de los transeúntes pensé 2 cosas:
1. Con lo que cambian las modas es difícil no caer en alguna moda de las que considerabas horripilantes en el pasado. Yo odiaba los náuticos y hace dos años que no me los quito. Yo odiaba los chalecos y ahora los uso regularmente. Me metía con mi hermano y le llamaba bakala por llevar Nike Air Max y ahora se las robo y me las pongo yo.
Y 2. También pensé que hay modas y prendas que pase lo que pase sé que jamás me pondré.

Por eso y para que conste en acta, puedo prometer y prometo y pongo la mano, o mejor, la polla en el fuego por que jamás utilizaré ni seguiré ninguna de las modas y prendas que ahora me dispongo a listar.

1. Cualquier prenda con simbología del Ché. Nunca me ha atraído en absoluto el personaje ni sus defensores y tampoco creo que el merchandising sea bonito.

2. Camisas al estilo Robin Hood de los bosques. Son un clásico en David Bisbal, David Civera y David Bustamante. En el cuello de la camisa no tienen botones sino una cuerda y provocan un efecto desenfadado y medieval.

3. Zapatos de moro que pasa drogas de punta cuadrada y de piel imitación de algún animal en extinción.

4. Camisetas de acrílico pegadas al cuerpo. En mi cuerpo amorfo quedarían fatal pero además estoy en contra de marcar en los hombres y mucho más en contra de marcar cuando hay que marcar, es decir cuando los cachas que marcan.

5. Pantalones vaqueros anchos lavados a la piedra.

6. Camisas o camisetas con cremalleras. La cremallera no se debería haber movido de los pantalones. Fuera de ellos está como perdida y siempre queda mal.

7. Cualquier prenda de la marca Ed Harvey, o Jack Jones o El Niño.

8. Las Puma Sparco y similares. Son zapatillas originarias de corredores de coches y que ahora han acogido con regocijo los pijos y los bakalas. Tampoco las zapatillas de boxeo, y si alguien, algún día y a punta de pistola me obliga a ponérmelas intentaría atármelas hasta arriba y bien apretaditas nunca dejaría las dejaría desatadas.

9. Pantalones que cuelguen cuerdas o con cosas raras bordadas.

10. Mis amigos ya saben de mi aversión por el tribal, pues insisto, el tribal ya no es cosa de los tatuajes, ha saltado al estampado y está arrasando, tengan cuidado.
Hasta luegorrrr…


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /var/www/esta-pasando.com/public/www/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Comenta con Facebook

14 Comentarios

  1. Madre mía, no se salva ninguna de las 10…

    Un saludo!

    Franchejo

  2. Por favor, no caigas ante ninguna de estas lindezas. Lo has prometido. El camello de cocaína de mi compañera de piso lleva los zapatos que mencionas. No es moro pero sí camello, igual se contagia. A mi siempre me sorprenden sus zapatos. Estoy de acuerdo contigo y con Luis Aguilé (por cierto, no nos creemos que te llames así), las camisas de robin hood son lo más feo del mundo desde el sujetador de tiras transparentes.
    Buenas noches guapo.
    Martina.

    Martina

  3. se me olvidba, el acrílico es malísimo para la piel. No transpira. Jamás hay que llevarlo apretado, jamás.
    M.

    Martina

  4. bravo borja. y los pantalones con muchos bolsillos? y las botas texanas?

    Natalia Flores

  5. Yo añadiría las camisetas desteñidas con lejía, que tuvieron su momento a finales de los 80, más o menos cuando pegó la Lambada.

    De las 10, creo q no se salva ninguna, aunque reconozco q en algún momento de mi vida he llevado 3 o 4 (no a la vez, claro). Sin duda, lo peor, el momento Robin Hood para ir a cualquier sitio que no sea una playa o un mercado medieval.

    ANT

  6. gran selección, esto debería estar en Educación para la Ciudadanía.

    por mi parte, tengo bastante claro que no caeré (otra vez, ya que de adolescente no puede escapar) en cualquier estética que tenga que ver con la espeleología, centroeuropa y el buenrollismo en general, con cosas tipo Timberland, Panama Jack y Coronel Tapioca.

    Que arda el lino, por la gloria de mi madre

    daniw

  7. Por cierto hablando del rollo medieval, ahí va una recomendación: VISITEN LA PLAZA DE LA LUNA MADRILEÑA. Si, donde antaño asesinaban a gente ahora hacen mercadillos y el de este mes es un mercado medieval. Hay elfos, señoras con tetas grandes sirviendo jarras de barro llenas de cerveza, bufones, arlequines, escudos, tabernas… es chiflante y muy guay ver el contraste con las putas y camellos que hay al cruzar la calle. Un oasis más que recomendable.

    Por cierto, abajo PANAMA JACK y el rollo safari en la ciudad.

    Borja Prieto, ¡Está pasando!

  8. ¡Amén!
    solo te han faltado las mega gafas con la marca en dorado en las patillas tipo D&G, Armani y tal muy de Dinio y futbolistas

    AQSIK

  9. Está bien esto de hacer promesas para uno mismo.
    A mí me escaman un par de modas del joven urbano ‘enrrollado’: jamás llevaré ‘mosca’ (ya saben, ese puntito/rayita de barba justo entre la barbilla y el labio), ni combinaré una americana con algo que tenga capucha que queda como EL CULO ¡jamás entenderé esa moda!

    Sengitron

  10. gEstá bien esto de hacer promesas para uno mismo.
    A mí me escaman un par de modas del joven urbano ‘enrrollado’: jamás llevaré ‘mosca’ (ya saben, ese puntito/rayita de barba justo entre la barbilla y el labio). Y sobretodo jamás combinaré una americana con algo que tenga capucha porque queda como EL CULO ¡jamás entenderé esa moda!

    Sengitron

  11. jamás de los jamases lleves un bolso masculino o mariconera. no, no. Los hombres sólo llevamos zurrón.

    Baala

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Google+