Contraportada_taking_drugs

Clasicazos Básicos, hoy: SPACEMEN 3 “Taking Drugs”

06/12/2012
2
8
8
0
0
  • Contraportada_taking_drugs
En la ciudad de Rugby, y para desgracia de unos padres que quizás hubieran querido traer al mundo a dos fornidos muchachos rubicundos que triunfaran en el deporte que hizo mundialmente famosa a la ciudad del condado de Warwickshire, nacían, un mismo día de noviembre de 1965, Jason Pierce y Peter Kember, que no tardarían en defraudar los designios paternos…

Durante su juventud, y tras el impacto que iban a producir sobre los dos jóvenes bandas como THE CRAMPS, la VELVET, THE STOOGES o MC5, brotaría en 1982 uno de los hongos más influyentes e imperecederos del rock británico: SPACEMEN 3. El impacto fue tan grande que su sonido, como el del Big Bang, ha llegado perfectamente audible hasta nuestros días: escuchándolo hoy, es imposible determinar cuándo surgió y de dónde proviene. Tardarían cuatro años en  grabar su primer LP (SOUND OF CONFUSION, Glass GLALP 018). Pocos meses antes (enero del 86), se encerraron tres días en un estudio para grabar una demo con un 16 pistas que llevaría por título TAKING DRUGS TO MAKE MUSIC TO TAKE DRUGS TO, también conocido como THE NORTHAMPTON DEMOS, o la particular paradoja del huevo o la gallina versión Rugby, donde formulaban su indecisión de si estaban en esto de la música para tomar drogas —de todo tipo— o si el tomar drogas les había arrastrado hasta la música.
Pocas bandas han hecho apología de la drogas de manera tan franca y abierta. La portada y grafismo de la versión CD de este raro artefacto, concepto gráfico del propio Kember, no es precisamente sutil [aquí]. Pero más allá de lo anecdótico de esta boutade juvenil, en este álbum de fuzz tóxico, donde Spacemen 3 tejen un muro de sonido que puede fascinar y provocar efectos secundarios adversos a un tiempo, escuchamos el sonido de una banda en un estado de pureza extremo: digamos que si SOUND OF CONFUSION, su primer álbum, es la cocaína que puede consumir cualquier ciudadano de a pie, cortada con maicena o talco por traficantes locales sin escrúpulos, TAKING DRUGS sería la coca sin adulterar que esnifan algunos afortunados habitantes de Medellín.
El álbum que aquí presentamos, algunas de las versiones del cual fueron reivindicadas por SPACEMEN 3, que las preferían a las más edulcoradas mezclas que posteriormente aparecieron en los dos primeros álbumes oficiales, se ha grabado de la versión vinilo de la edición de FATHER YOD (FYP-L25), el subsello marciano regentado por Thurston Moore, para preservar aún más, si cabe, la crudeza del original.
Taking Drugs – Cara A
Taking Drugs – Cara B

P.S. Toda la música de SPACEMEN 3 es una invitación a la droga. No sólo a tomar drogas, a LA DROGA, a salir del estado de consciencia cotidiano para pasar al Otro Lado. Nada necesariamente complaciente o agradable. Sus experimentos sónicos son posibles pruebas de la existencia del infierno. O del limbo. Tomemos, por ejemplo, ECSTASY IN SLOW MOTION, del extraño 12” DREAMEWAPON (Fierce Recordings, fright 042), cuya cara A (o B, no puede saberse a ciencia cierta) está literalmente girada, esto es, que se pincha de dentro a afuera, de la galleta al exterior, y no al revés, como es habitual:

Ecstasy in Slow Motion from Discos Girados on Vimeo.

Comenta con Facebook

2 Comentarios

  1. Clasicazos Básicos, hoy: SPACEMEN 3 “Taking Drugs” @pepitoprieto

    GS test demo

  2. This constantly amazes me exactly how bloggers such as yourself can find some time and also the dedication to carry on creating good blogposts. Your blog isgood and one of my own must read weblogs. I just wanted to thank you.

    Check It Out

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Google+