Celine-Dion

Las 10 peores versiones en YouTube, Vol. 1

10
10
0
0

Hola, venimos a estropearos el día. Venimos a haceros llorar sangre. Venimos a revolveros comida y la cena. Venimos a ser mensajeros de la molestia, el mal gusto y las malas idea. Venimos a contaros que en la mejor página web que ha creado jamás el ser humano, YouTube, hay más cosas, al margen de la web serie Hipsteria de MTV, por las que mucha gente debería estar encarcelada.

Vaya por delante que nosotros no tenemos culpa ninguna de que artistas multiplatino decidan, en un momento de autoafirmación musical y con el único objetivo de ser aceptados por vete tú a saber quién, hacer estas catastróficas versiones de canciones que no necesitaban ser amplificadas ni reinterpretadas bajo esa colección de gestos asquerosos y con esa exhibición de técnica vocal que sólo se entiende en talent shows de capa caída como La Voz. Esta última afirmación no aplica en el caso de Ramoncín. Para él haremos un día un post especial. Maldito tontaina, se lo merece.

Sin excepción, el elenco de celebrities que vais a ver a continuación consiguen faltar al respeto a los autores originales de estos trozos de historia de la música: himnos generacionales o simples éxitos planetarios que ni fueron compuestos tan flexibles como para asumir esta clase de envites, ni admiten un vaciado ético y estético semejante.

Es posible que alguno de vosotros ya haya visto y escuchado por separado los vídeos que aquí listamos. Si es así, nunca está de más evangelizar e insistir en lo que nunca debería volver a repetirse. Sirva este monumento a lo inservible, a lo innecesario, a lo inmerecido, para alertar a los grupos que ahora empiezan de que se piensen dos veces lo de imitar a sus ídolos y para recordarles que la contención y la discreción es siempre la decisión más acertada.

Aquí tenéis, por tanto, este popurrí infernal de canciones sagradas para un montón de gente que, atónita, tuvo que asistir al horror de escuchar sus tonadas favoritas en las bocas equivocadas.

1. Smells Like Teen Spirit de Nirvana por Miley Cyrus. El mundo es un lugar peor desde que existe esta versión.

 

2. You Shook Me All Night Long de AC/DC por Céline Dion y Anastasia. Cuando empieza el vídeo piensas que lo peor que podías ver hoy es a éeline Dion haciendo air guitar, con cara de MILF de tres al cuarto, en un hotel de Las Vegas sobre el riff de una canción de AC/DC. Error: te olvidas de eso en cuanto empieza a cantar y las cámaras enfocan a algunos de los elementos del público. La voz de pato de Anastasia no hace que la canción sea peor, pero tampoco mejor. Distinguir dos baterías tocando una canción simple de rock’n’roll y un coro de 10 personas a la izquierda de la imagen, no deja lugar a dudas: un puto disparate.

 

3. Let It Be de The Beatles y Every Breath You Take de The Police por Pitingo. El mayor delincuente de la Península Ibérica en lo que a versiones se refiere es Pitingo. Entró como un cañón en esta categoría en 2006 ó 2007, con su espectáculo Soulería (aunque no fue hasta 2008 que se plasmó en disco semejante mamonada). Todo en Pitingo huele a estafa: la voz, el idioma extraño en el que canta y en el que se dirige a su público, los arreglos, los gritos, los tirantes de brillantina, los zapatos de punta, el torso depilado, el color de la piel. Es increíble que Pitingo exista, si lo pensamos bien. Es increíble que, a la vez que estoy escribiendo esto, Pitingo esté en algún punto entre este país y Miami, con alguna canción en la cabeza para destrozar. A medio camino entre un torero y el hijo de un magnate del petróleo, Pitingo ha logrado colar su basura por debajo de la puerta de un montón de casas de España. Y la gente se rompe las manos de aplaudir a este timador. Lo nunca visto.

 

4. (I Can’t Get No) Satisfaction de The Rolling Stones por Britney Spears. Madonizar a los Rolling Stones nunca puede salir bien, si acaso se tratara de Madonna. Si además quien lo hace es Britney Spears, un barco loco sin capitán ni timón ni vela ni radio que funcione, el espectáculo es repulsivo. Añadiendo una compañía de bailarines off Broadway, una escenografía de cocainómano empobrecido, una interpretación insuficiente y una artista con la mirada perdida, el resultado es tan perturbador y marciano como este que tenéis aquí.

 

5. Behind Blue Eyes de The Who por Limp Bizkit. Efectivamente, hemos elegido esta versión en directo de 2011 porque consigue apestar diez millones de veces más que la toma que hicieron en estudio. Y diez millones de veces más son muchas veces más. Segundo de oro: el cámara enfocando a unos cuantos del público que no se saben la letra. Concepto mágico: que el DJ de tu grupo lance los acordes de guitarra acústica por el sampler a la vez que vocecitas de mierda pura. Está todo mal.

 

6. One Way or Another/ Teenage Kicks, mash-up de Blondie y de The Undertones por One Direction. Los chicos de One Direction se camuflan en una excusa benéfica para emitir por su aparato excretor este mash up de un clásico de la nueva ola neoyorquina y un clásico del punk de las Islas Británicas. 203 millones de reproducciones después, la mierda se ha expandido por todos los rincones del mundo conocido. Sólo esperamos que los niños de África para los que recaudaban el dinero vivan mejor, demostrando así que hasta las malísimas ideas pueden servir de ayuda a otros.

 

7. Wonderwall de Oasis por One Direction. Como nos sentíamos culpables criticando una bazofia con fines benéficos, volvemos con One Direction y una versión del Wonderwall de Oasis para poder cagarnos alegremente en sus neoconservadoras calaveras. Este vídeo hace que los anuncios de TV de Tommy Hilfiger parezcan películas de serie B.

 

8. Lose Yourself de Eminem por Justin Bieber. Justin Bieber puede conducir Lamborghinis más puesto que un ciclista, puede tener el dinero por castigo, puede tatuarse hasta el cielo del paladar y puede hacer de niño malo tanto como le plazca. Pero no es Eminem. Eminem se folla rapeando a Justin Bieber en la UCI, después de dos infartos cerebrales. Eso sí: Bieber demuestra tener valor porque destroza Lose Yourself en la cancha del local, en pleno Detroit. La suerte es que nadie subió al escenario para hacerle tragar el micro.

 

9. Beat It de Michael Jackson por Fall Out Boy. Pocas veces se ve sobre un escenario algo con menos gracia que Pete Wentz capitaneando al bajo una versión despresurizada de ese latigazo racial que es Beat It. Todavía no me explico por qué Michael Jackson quería ser como esos blanquitos. Ni la distorsión ni la pirotecnia logran dar el empujón a esta canción. Música para los que pasan de la música.

 

10. Another Brick in the Wall de Pink Floyd por Korn. Si yo fuera miembro de Pink Floyd o alguno de sus herederos, mi mensaje sería sencillo: “En los próximos días, mis abogados se pondrán en contacto con vuestros abogados”.

 

BONUS TRACK – Come As You Are de Nirvana por Ramoncín. Cualquier cosa que escriba sobre este vídeo no va a estar ni a la altura de las imágenes ni estará sujeta a Derecho, así que dadle al play y sacad vuestras propias conclusiones.

Cómo fue la movida, que Ramoncín tuvo que salir a explicar ESA MOVIDA.La Ley de la Memoria Histórica también debería pasar por aquí. Ni olvido, ni perdón.

Etiquetado en:
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comenta con Facebook

1 Comentario

  1. Madre mía, creía que nada iba a superar a bieber rimando heavy con heavy pero vaya apoteosis final.

    Me encanta la reociplación de titulares:
    “Mi presencia produce enfermedad”
    “Efectivamente, me olvido de la letra”
    “El 99 por ciento de mis directos rozan la perfección”
    “Que escuchen mi versión de imagine de lennon”

    En serio, ramoncín hace llorar al niño jesús

    Andrea

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Google+