Pre-final: ¿Quién quiere casarse con mi hijo? Apoteosis vs Indignación.

20/03/2012
0
0
0
0
0
Ayer emitieron un indignante resumen de nuestro reality favorito. Una especie de Greatest Hits que pretendía ser un homenaje a los fans del programa y a su creciente audiencia y en realidad fue una soberana putada. Honrar y homenajear a los fans hubiera sido ponernos de una vez la tan esperada final. La #finaltróspida que todos nos merecemos.  La final que redondee tan magno show y no un compendio de imágenes que además, y por lo que vi, patinaban por todas partes y lo peor, no hacían justicia a nuestro querido QQCCMH. En fin, que esto no se hace. Como protesta pacífica y para calmar mi ansia he vuelto a ver el episodio 7 que además no reseñé por falta de tiempo. He aquí mi disección, espero que esto os calme la ansiedad también a vosotros y amortigüe el imperdonable patinazo de Cuatro. Este show no se merecía una traición tan enorme a sus fieles.  La semana que viene, a menos que decidan emitir otro refrito o repetir un episodio al tún-tún, tendremos la taaannn esperada final. Estoy contando ya no los días sino las horas. 
 

 

 
A lo que iba. Pasen y lean: 
 
Rubén Tropicana, genio incomprendido.
Hubo dos momentos soberbios. El primero: la seriedad, elegancia y caballerosidad con la que Rubén afrontó  sus cenas y quedadas con las chicas. El  segundo, el momento Tropicana Beach Club,antro playero de culto desde ya y secuencia mítica en la historia de los Realitys patrios.
Como os decía, me encantó la postura de Rubén en todo momento. Mientras psycho-Ginna y Graci se tiraban de los pelos, él ejercía de magistral juez apaciguando el momento, lamentándose por haberse imaginado otro final y sobre todo por haberse puesto tan guapo. Esta elegante estrategia hizo recapacitar a las chicas y afrontar su épica visita al Tropicana Beach Club con optimismo y confianza. Rubén, preocupado por su futuro con sus pretendientas quiso verlas “en su entorno” y “en su ambiente”. Quería ver a las chicas alejadas de su madre, fuera del zulo donde las había puesto a dormir, en su ambiente natural. Andaba muy preocupado él con esto de verlas en su ambiente y bien sueltas. ¿Y qué mejor sitio para ver a Ginna y Graci en su estado natural que un lugar de exquisito ambiente como el Tropicana Beach Club? El Tropicana, desde ya a la altura del Peach Pit o el CBC de Al Salir de Clase, es un club de playa que está en la isla de Mykonos pero podría estar en cualquier lugar entre Lloret de Mar y la Costa Azahar.  Bar al aire libre, chicos y chicas con biquinis y bañadores mínimos y cuerpos esclavos del gimnasio y a menudo hinchados, música elegante estilo Café del Mar y gafas de sol bien grandes. El clásico lugar donde hay barras para bailar, gogós que sudan mucho y la gente toma muchos chupitos en posturas raras. En el Tropicana Club Rubén, Ginna y Graci parecieron olvidar todas sus rencillas, al ritmo de una tortuosa música chill-ibicenca dieron rienda suelta a sus verdaderos yos. Los vimos contorneando sus cuerpos como si fueran faquires, restregándose como si estuvieran en celo, tirándose las bebidas por encima y disfrutando de su ambiente. Impecable la escena de celos de Rubén cuando unos guiris borrachos acosaron a Ginna y más mítico todavía el baile de Rubén con ese minúsculo bañador negro, parecía He-Man en versión gay.   
Rubén al final acabó loquísimo, llegó a afirmar que “he venido a Mykonos para ver si soluciono mis problemas mentales” cuando en realidad quiso decir que venía a la isla griega, paraíso gayer por cierto, a ver si se decantaba por Ginna o Graci. En fin, que fenomenal y brutal. Rubén, gracias por existir. 
Momentazos y curisosidades.
-La elegancia de Rubén con esa pajarita roja y su sinceridad al admitir que le daba pena el bochornoso espectáculo de las chicas sobre todo “por haberse puesto tan mono” y su lamento lunático e insistente “me puse mono, me pasé toda la tarde poniéndome mono”. Rubén también lamentó el espectáculo de las chicas que tildó de “clásico de chonis de barrio”.
-Ginna empieza a ser una celebrity en Twitter. Recomiendo su Twitter personal donde charla con sus compañeros del programa, retwittea los piropos de sus fans (este es un tick clásico en los concursantes del show) y tiene calientes conversaciones con celebrities de este país como Nacho Vidal.
-Si como a Nacho Vidal  y a mi les ha gustado de aquella manera nuestra querida Ginna tampoco deberíais perderos el impactante catálogo defotos de su web oficial. Lugar de culto pajero desde ya que seguro que convertirá a Ginna en la siguiente Chica Interviú de esta edición. Si esto pasa me compro la revista fijo.
-¡¡¡Última hora!!!, la primera concursante que ha posado en Interviú ha sido Ainara, la que presumía de haberse liado con uno del Real Madrid sin saber quien era y que nadie nos creímos que no sabía quien era. La segunda, o tercera si contamos a Christiane ha sido Alis, la francesa luce impresionante en la portada. 
 

 
FREE-DANIEL
Cuando digo “libre” es libre de madre,  de abuela acusica y de Zayda. David necesita urgentemente volver a vivir en Dublín o independizarse inmediatamente. Si no lo hace corre serio peligro. Pilar aunque parece que está de frenopático es simplemente una madre díscola que se cree que su hijo tiene 14 años y es lelo. Insisto, queremos saber qué pasó en sus escapadas a Costa Rica cuando Daniel era joven. Ahí está la clave de todo, ahí están las respuestas a tanta extravagancia y a tal sin sentido. Daniel necesita centrarse y aclararse. Sus cambios de parecer radicales son desconcertantes y no hace más que corroborar una inseguridad labrada y cimentada por una madre insufrible durante años. Sólo  esa presión mental sufrida durante  27 años puede explicar como, después de que todos creyéramos que Andrea y él eran “la pareja”, el bueno de Daniel eligiera a Zayda. Independientemente de esta extravagante elección reconozco que lo pasé mal viendo a Daniel llorando desconsoladamente y soltando aquello de “no puedo más, no puedo más” abrazado a Pilar.  También me pareció muy duro el momento en el que Pilar intentó calmar el tirón de gemelos cuando paseaban en bicicleta mientras Zayda se partía la caja. Bestial también el momento en el que Andrea dijo a Zayda de repente “por cierto, me ha besado”, el cara a cara de Pilar vs Zayda que ya es hasta chistoso y también muy divertidos  los piropos de Daniel en inglés.   Ya no queda nada, resuelto el enigma amoroso sólo nos queda comprobar si Zayda y Pilar llegarán a las manos en su reencuentro y como se toma la abuela acusica la elección de Zayda, esa chica pervertida que no sabe ver la calidad de su nieto. Por cierto Andrea no es cámara de Callejeros Viajeros, me lo ha confirmado tanto ella misma como los de Callejeros vía Twitter. Bendito Twitter por cierto, un complemento básico para todo buen reality show que se precie. Comprobar y espiar la realidad de nuestros héroes catódicos es simplemente maravilloso.
Vidente Jesús Valiente
Pobre Luis Ángel. Todo en París me pareció fatal pero al mismo tiempo me parece glorioso que dos pretendientes se líen.  Cristopher se fue de la casa sin confesar sus dos noches, que sepamos, con Juan Carlos. Y JuanCa se queda unos días más con Luis Ángel en lo que promete ser un final de episodio insufrible. Un suplicio de trio que desde que están huérfanos de Mari Carmen no me interesa lo más mínimo. Al final tenía razón el bueno de Jesús Valiente, no le creímos, incluso le insultamos y al final sus oscuros presentimientos y sus agudas averiguaciones resultaron ser una bofetada de aplastante realidad. Y claro, ahora todos nos acordamos de Mohammed y su encanto natural, una pena que Mari Carmen no se fiara de los Mohammed, al final la desconfianza con tintes racistas le salió como el culo, nunca mejor dicho.
José Luis Judas.
José Luis se metió en un lío tremendo. La noche que pasó con Christiane supuestamente una en la cama y el otro en el sofá, le ha salido muy cara. Pactaron no contar nada de lo que pasó pero su caballerosidad le impidió guardar el secreto con Alis y admitió en plena cena y en presencia de las dos que hubo un beso. Un beso que encendió la larga figura de la brasileña que confirmó que sí hubo beso y además al menos un polvo. Ante este titular se armó la marimorena.  En una cena en la que saltaron chispas  Alis, la antipática francesa se indignó y Christiane se auto-eliminó, primera auto-eliminación de la que soy testigo en un reality. Y mientras José Luis comprobaba como su caballerosidad, elegancia y buenas maneras le habían ayudado más bien poco en el show, sonó un memorable y magistralmente encajado “I´m a loser baby” de BECK. Un hit que ilustró mejor que mil palabras e imágenes el resumen de la historia del hijo de Toya.  Eso sí, brillante toda la verborrea de Juan Luis para negar lo innegable y disculparse delante de las señoritas, monísimo diciendo eso de “si he cometido alguna indiscreción pido perdón”, una cosa no se le puede negar, José Luis es un señor sobre todo comparandolo con las excusas y argumentos llenos de pollas y nabos de sus compañeros de programa. José Luis acabó en fail. Veremos qué pasa en el próximo show. Sólo pido una cosa: ojalá sigamos viendo a Toya en el futuro. 
 
David, químico y tortolito.
Meter a super-Raquel en la repesca fue un giro muy inteligente. Desde aquí mi aplauso a los guionistas. Me declaro fan y no lo puedo evitar del trato de Raquel a María. De cómo le contesta, de cómo la otra se calienta, de la agilidad mental de Raquel al elaborar y articular tanta humillada chistosa y no repetirse nunca. Brindo por el ilimitado repertorio de Raquel que incluye perlas como “no la toco ni por Wifi” o “le ha sentado como una patada a su teletubbie favorito”. Al contrario que María que utiliza un repertorio puramente temperamental donde abusa del insulto más directo, que también mola pero tiene menos gracia. Su pelea en la huerta fue un clásico que no llegó a las manos porque había cámaras. En la huerta se gritaron, María insinuó que Raquel tenía una enorme y abierta vulva y David tuvo que lidiar al grito de “a ver coño!!!!, me cago en la puta. Me tenéis hasta la puta polla”. Al contrario que Rubén, David cortó el mal rollo a grito pelado. La situación fue mega-tensa, de esas que sudas en casa, de esas que hace que te reincorpores en el sofá. David estaba tan tenso y engorilado, que después de la frase de arriba empezó a soltar más “putas” y “pollas”  sin parar hasta que le pusieron el clásico “piiiii” tipo MTV para disimular tanto improperio. De repente pareció un glorioso pasaje de Jersey Shore en los viñedos italianos.
Hay una oscura leyenda catódica que confirma que David, antes de Químico y Streapper era culturista. Ya circulan algunas fotos suyas donde se ve a David como si fuera Hulk y con 10 años de más. ¿Será él? ¿Será su padre? En todo caso y si no les une parentesco un parecido más que razonable. Aquí la imagen.
Al final parece que David, pese a haberle dicho a Raquel que estaba dispuesto a adoptar a su hijo, se queda con María. Después del follón prometió no besar a ninguna chica y por no romper su promesa me imagino que le compensará más quedarse con María, por eso de no haberla catado todavía. ¿Se estará enamorando como afirmaba el propio David? No lo sé pero verle hablando de maripositas en el estómago (una expresión muy utilizada también en la última edición de Granjero) después de haberle visto en acción fue cuanto menos chocante.  Precioso ese final plano cinematográfico de la pareja en una playa atiborrada de gente, fauna española y mongola y también maravillosa.


Permanezcan atentos a la cuenta atrás de arriba, ya no queda nada para la final de este histórico programón. 

En capítulos anteriores: 

Comenta con Facebook

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Google+