Corina ESTA PASANDO

Huerfanismo a otro nivel: la esperada crónica de #Corina5

73
66
0
7

La tragiquísima salida del chino vasco cabrón, como era de esperar, dejó un vacío enormísimo en la casa y una sensación angustiosa en el espectador. No hubo un segundo que no echáramos de menos al deslenguado y salido oriental. Su expulsión fue un drama y su resaca demasiado dura, tanto que me dejó sin inspiración para afrontar la crónica del 5º Episodio de Corintia. Pasados tres días encontré el ángulo, el enfoque y aquí tenéis la crónica: una lista de los momentos que me sirvieron de bálsamo para soportar la ausencia del chino. Pasen y lean mi particular lista lexatín, los highlights que hicieron más llevadera la ausencia de Yong Li. En homenaje a Yong en la crónica de hoy nuestra princesa se llamará Corintia. Vamos a ello.

Los bálsamos de la jornada.

Pau “Sopor” Muntaner y su ex jamelga.

El fin de semana nos enteramos que el bueno de Pau, en épocas pretéritas, hace exactamente 3 años fue el primer expulsado de un reality fracaso de Antena 3 llamado “Curso del 63”. En él, niños y niñas descarriadas ingresaban en San Severo, un colegio rollo franquista donde a base de broncas intentaban corregir sus comportamientos delincuentes. Pau duró exactamente 4 días y ataque de ansiedad mediante, salió del concurso. Eso sí, desapareció dejando grandes titulares y sus intenciones bien claras en webs como FórmulaTV.   Volviendo a Corintia, la verdad, una lástima que saliera del show de una manera tan fea. Después del llanto mariposón, de la extraña mutación en la piscina muchos estábamos esperando su nuevo show y desgraciadamente no llegó, una pena. Eso sí, disfrutamos y mucho de la forzadísima aparición de su ex-novia, Nunú, así se llama ella, una jamelga catalana con un potente deje Russ Meyer, enorme capa torácica, monstruosos senos y más salida que todos los nerds juntos. Su mente calenturienta me chocó al principio y luego me encantó, la pobre confundió el ambiente opusino y de respeto de Corintia por otro más propio de la Mansión de Nacho Vidal. Una tigresa imprescindible que pese a sus intenciones no alteró ni un ápice el ambiente guardería del programa. ¡A Interviú ya!

La perilla de EMINEMCITO
Su rapeo, cada vez más poco inspirado, y sobre todo su absurda obsesión por fijar el nacimiento de costumbres y comportamientos humanos en su preciso momento histórico le salvaron de la quema. Siempre me imagino al guionista que entrevista a Álvaro Colina y me da envidia. Seguro que en la redacción hacen apuestas para ver por donde sale y como responde el rapero a las preguntas de los guionistas: que si rapeando, que si fijación de momento histórico que si comparativa al canto. Memorable su interesantísima disección en el Aquapark  de las diferencias entre el agua salada y el agua de piscina y la relación del agua y el amor.  Este chico es un poeta. Eminemcito tuvo un episodio muy bravo, se enfrentó incluso sin rapear a los guapos y tuvo un cita mitad tierna mitad humillante donde Corintia le pidió que se sentara en sus rodillas. Álvaro, estamos contigo, mi rap favorito del episodio lo escupió contra Pascual, aquí lo reproduzco “yo voy a simple vista, ya te lo dije… mmm…  que esa Corintia es la que te queria perder de vista. Hermano ya te dije que yo soy David y tú eres Goliath pero da igual porque yo soy el primero que te vencí. La batalla ha sido dura y permanecerá, pero yo soy el mejor, adiós Goliath.”

El Ingeniero Bjorkiano

Pese a su comportamiento ausente más propio de un fumador compulsivo de grasa de jachís que de ingeniero está claro que Diego Betancourt está enamorando a Corintia. Su mirada, su espantosa camiseta de Björk época Post y sus galanes proposiciones le han mandado como un cohete y por méritos propios al Top1 de pretendientes. En el próximo show se besa con ella. Deberíamos recordarle a Corina con pancartas o Whatsapps aquello de “la voy a llevar en mi yate que se llama polla” y así disuadirla de tan oscuro futuro. No quería dejar pasar el momento sin saludar a su madre, una verdadera psycho, ambos hubieran hecho un papel magistral como pareja en QQCCMH 3, él obsesionado con su físico y ella, sobre-protectora y enamoradísima de su crío, la combinación perfecta que tantas alegrías nos ha dado con hits como Rubén, el Quimifucker y demás hijos míticos.

Capitán América, Senior.

Enorme. Me cayó estupendamente y entiendo que un personajazo así haya engendrado un super-héroe como hijo, es lo mínimo. Si fuera director de casting lo fichaba para una película. Su verborrea simpatiquísima, su indumentaria hipster involuntaria y sus detalles me cautivaron. Encima toca la bandurria y saludó uno por uno a sus compañeros de rondalla. Para el recuerdo quedan dos frases antológicas: “Mi bollo favorito es el crusán” y “las guarrerias son buenas” y el pronunciado cuello de su camisa. Aplauso. Ah, llamó a Corintia “Karina”. Bendita quedadez.

Las manualidades

Uno de los hits del programa que se está convirtiendo en un clásico fue la poca destreza que muestran nuestros pretendientes al crear manualidades que pretenden ser misivas de amor. La ristra de cartas y formatos patéticos de amor fue imparable. Y no me quejo del contenido, allá cada cual con su poética y sus faltas de ortografía, sino de los formatos. ¿Es lógico ofrecer a tu amada un recortable de parvulario  con forma de corazón con 35 años? Muy tremendo y penosamente maravilloso. Otra cosa que me provocó un poco de vergüenza ajena y escalofríos fue la lucha tronchante de gallitos macho cabríos del norte que mantuvieron los dos expertos máximos en manualidades: el entrenador de baloncesto modelo en su imaginación y actor de figuración de profesión y nuestro gallego Pokemon, bautizado en ESTÁ PASANDO como Scorpions y como Jabba the Hut por uno de mis perversos hermanos. Ellos fueron los protagonistas máximos del Aqua Park, donde por cierto hubo un momento también mágico cuando sonó la BSO de 90210 mientras nuestros contrahechos protas se divertían en los toboganes.  La lucha que mantiene el entrenador es tan forzada y buscada que empieza a resultar molesta. Amigo gallego, queridísimo David Pedre, ¡no te dejes amedrentar! propínale, con la mano bien abierta un sopapo homenaje a Bud Spencer y ya verás como deja de tocarte las pelotas como canicas que dices que tienes. Una cosa que no debe hacer nuestro marsupial gallego es quitarse la camiseta a la primera de turno ni llevar calzoncillos color carne, en serio, no lo hagas.

Quique Tripi Forever.
Echaré de menos sus preguntas a destiempo, amo esos interrogantes que plantea nuestro héroe como venidos de un colocón de hace años. Me encanta Quique, la aparición de su madre no hizo más que confirmar la necesidad imperiosa de ofrecerle un spin-off titulado “La Quique Family”, un reality sin trama ni guión donde solo oigamos hablar a él y a los suyos y que repitan sin parar esas cosas tan raras que dicen: “gracias por darme la vida”, “estoy enamorado del planeta y por eso no como carne” o preguntarle a una chica si le gusta cantar. Sería un pepinazo. Para mi, el momento mágico de la noche, el único que me hizo olvidar al maldito chino vasco fue el comportamiento de Quique en la barbacoa fiesta. ¿Lo vieron? ¿lo observaron corriendo de un lado a otro medio encorbado? ¿observaron con lágrimas en los ojos esos extraños andares esquivando a sus compañeros? Ese momento, claro deudor de Benny Hill y Monty Phyton fue mi hit del capítulo 5.  Muy en su línea, se tiró en bolas a la piscina. Enorme.

Por cierto, una cosa que me enerva es el sorteo del Crucero para enamorados que nos interrumpe siempre los mejores momentos del programa. Lo odio. ¿No sería mil veces mejor sortear la posibilidad de asistir a una de las barbacoas de Corintia  y sus pretendientes? Yo mato por ir.

Antes de irme os dejo con el homenaje que le hicimos a “Yong Li” en el último ESTÁ PASANDO RADIOSHOW. Escuchen y difundan.

Etiquetado en:

Comenta con Facebook

2 Comentarios

    • Dios. GRACIASSSS

      admin

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Google+